¿Cómo actúa el gel puro de áloe vera en nuestro cuerpo? ¿A qué lo podemos comparar?

March 3, 2016

Si queremos obtener resultados con la aplicación en nuestra piel del gel puro de áloe vera, lo primero que debemos saber es cómo actúa éste en nuestro organismo, para obtener el mayor resultado posible de su utilización.

 

Nuestra piel no se deja traspasar fácilmente puesto que es nuestra natural protección. Es una capa que actúa como barrera, casi impenetrable, y menos mal que es así, porque si no estaríamos llenos de infecciones, ya que cualquier organismo nocivo que volase por el aire podría penetrar e infectarnos.

 

Y es aquí cuando el Áloe Vera presenta una de sus mejores cualidades: la facultad de penetrar las tres capas de la piel; epidermis, dermis e hipodermis, y expulsar las bacterias y depósitos de grasa que tapan los poros. Debido a su gran poder de penetración, la acción de los nutrientes naturales que contiene, los minerales, las vitaminas, los aminoácidos y las enzimas, estimulan la reproducción de nuevas células, convirtiéndolo en un portentoso regenerador celular, cicatrizante, tonificador, etc.

 

El Áloe Vera traspasa la piel con mucha facilidad y llega hasta la última capa, regenerando sus células desde dentro hacia fuera, desde la última capa, la hipodermis, hasta la primera capa, la epidermis. Esto facilita la regeneración de las células, frenando así el proceso de envejecidmiento de la piel, ya que por un lado, día a día, vamos envejeciendo, pero por otro lado, cada vez que nos ponemos áloe nos va regenerando la última capa de nuestra piel y los efectos de rejuvenecimiento son visiblemente apreciables en poco tiempo.

 

Usado con regularidad evita las arrugas prematuras y retarda las propias de la edad, atenuando las ya existentes. Entre las propiedades del Áloe Vera se encuentran las de ser hidratante y astringente, siendo el segundo mucho más predominante que el primero, por lo que es aconsejable en pieles secas el uso además de la crema hidratante de día o de noche, según sea.

 

A la vez que regenera las células, también va ayudando a eliminar las imperfecciones, manchas, inflamaciones, cicatrices, verrugas, etc... que va encontrando por el camino, pues la nueva célula que nace no está manchada, o quemada, etc.

 

Es un excelente filtro solar de los rayos ultravioleta y usado un tiempo prolongado elimina las manchas causadas por el sol, evitando a su vez la aparición de nuevas manchas solares. También es muy efectivo para las quemaduras, ya sean solares o procedentes de otra fuente, ya que no sólo forma una película protectora sino que aplicado con posterioridad a la exposición estimula el sistema inmunológico, neutralizando los efectos nocivos de dicha radiación.

 

UN EJEMPLO PARA ENTENDERLO BIEN

 

El proceso de la aplicación del ÁLOE VERA es comparable con el AGUA y el FUEGO.

 

Sabemos que el agua apaga el fuego, pero también sabemos que si tenemos un edificio en llamas y vamos con un cubo de agua, lo único que lograremos será que en el momento de dejar caer el agua veremos que en ese punto el fuego baja un poco, pero rápidamente volverá a extenderse la llama, pues no es suficiente el agua que hemos echado para acabar con el incendio.

 

De la misma manera, si tenemos una infección o inflamación, o quemadura, o irritación, etc, que queremos aliviar con áloe, debemos poner la cantidad suficiente como para que pueda conseguir acabar con el problema.

 

Igual que observamos que el agua en cuanto cae encima del fuego, ya ha hecho su efecto y que debemos echar más y más agua, sin parar, hasta que el fuego desaparezca, de la misma manera ocurre con el uso del áloe vera. Además de la cantidad necesaria, debemos de ponerlo con la suficiente frecuencia como para que pueda remitir el problema que queremos resolver.

 

Por ejemplo, si tene

mos una pequeña quemadura por una gotita de aceite hirviendo, no pondremos la misma cantidad ni con la misma frecuencia que si se trata de una gran quemadura en toda la mano.

 

 

Al igual que el agua, cuando el áloe se absorbe ya ha hecho su trabajo y debes volver a poner para que siga su proceso de regeneración, desinflamación, etc...

 

 

A MAYOR FRECUENCIA DE APLICACIÓN
ANTES SE RESOLVERÁ EL PROBLEMA

 

Saber utilizar el Gel de Áloe Vera es muy sencillo si se sigue el proceso del Agua y el Fuego.

 

El áloe vera es un vegetal, de la familia de las liláceas,
como la cebolla, el ajo o los puerros. Es 100 % natural,
no tiene efectos secundarios y se puede utilizar
para cualquier afección de la piel.

Please reload

Entradas destacadas

De vacaciones con el aloe vera…

July 5, 2018

1/10
Please reload

Entradas recientes

March 28, 2018

June 7, 2017

November 11, 2016

Please reload

Archivo