Envase vidrio 120 ml. Crema facial hidratante elaborada con aceite de árbol de té y áloe vera. Se recomienda para después de la depilación, del afeitado, piel reseca, erupciones, dermatitis, psoriasis, alergias, y especialmente como tratamiento a las pieles grasas o con granitos, y para el acné. En este último caso se recomienda aplicarla tres veces al día.

Crema de Árbol de Té y Aloe Vera 120 ml

SKU: 160100
9,20€Precio

El aceite esencial del árbol del té posee un efecto antiséptico triple, actúa contra las bacterias, hongos y virus (bactericida, fungicida, antivírico, cicatrizante, antiinflamatorio, desodorante, expectorante y balsámico). 

No se le conoce ningún tipo de toxicidad, ni efectos secundarios, no irrita la piel por lo que no conlleva ningún riesgo para la salud. Como cualquier otro aceite esencial tendremos que ir con cuidado y evitar su contacto con los ojos, pero si esto sucediera, no hemos de alarmarnos y simplemente tenemos que lavarnos con abundante agua y jabón.

Por lo tanto,el aceite de árbol de té es un excelente remedio natural para cientos de enfermedades de la piel causadas por bacterias y hongos, como el acné, piel grasa, las ampollas, quemaduras del sol, el pie de atleta, verrugas, herpes, picaduras de insectos, erupciones cutáneas, la caspa y otras heridas e irritaciones menores.

Los estudios han demostrado que el aceite del árbol del té también sirve para tratar los problemas respiratorios que van acompañados de dolor de garganta, tos y secreción nasal a en condiciones severas como el asma, la tuberculosis y bronquitis. Las propiedades anti-virales del aceite combaten muchas enfermedades infecciosas comunes como la varicela, herpes zoster y el sarampión y verrugas. También fortalece el sistema inmunológico del cuerpo, que es a menudo debilitado por el estrés, enfermedad, o por el uso de antibióticos y otros medicamentos. También se puede usar como enjuague bucal, ya que es muy eficaz en la curación de la candidiasis oral (infección por hongos de la boca y la garganta).